Cómo cultivar maíz dulce en tu patio trasero, una guía de la A a la Z

El maíz dulce es un cultivo gratificante que viene con muchos beneficios. Puede ser servido como un bocadillo saludable, un acompañamiento de ensalada, o ser usado con fines medicinales. Si le gustan las frutas y verduras frescas, el maíz será un complemento perfecto para su jardín.

La plantación, el crecimiento y la cosecha del maíz requieren un gran esfuerzo y compromiso. Pero si has decidido dar lo mejor de ti, lo más probable es que disfrutes del maíz fresco de tu propio jardín en primavera. En esta guía te cubrimos de la A a la Z.

Por lo general, los propietarios de viviendas que aspiran a cultivar sus cosechas se sienten desconcertados al no saber por dónde empezar, por lo tanto, hemos proporcionado algunos consejos fáciles de seguir, e instrucciones completas que le guiarán a través de cada paso del camino.

Preparación de los cultivos

Hay muchas cosas que deben tenerse en cuenta antes de que comience el cultivo. En primer lugar, debes aprender lo suficiente sobre el maíz dulce para evitar cualquier obstáculo que puedas enfrentar. El maíz es muy susceptible a las heladas, y si terminas plantando semillas durante esa temporada, o demasiado pronto en la primavera cuando las heladas acaban de terminar, lo más probable es que arruines tu plantación.

Los maíces se plantan mejor en primavera, al menos dos semanas después de la última fecha de helada ya que son muy intolerantes al frío. La helada estacional varía dependiendo del área en la que vivas. En la zona sur, puede disminuir más rápido que en la zona norte.

Su suelo debe estar por encima de los 60 grados porque no podrá establecer semillas en un suelo frío. Además, asegúrese de que la temperatura no descienda por debajo de 60 grados continuamente (usando una cubierta de tierra negra) ya que eso sería un desafío para mantener el crecimiento. En el caso de encontrar una helada sorpresa cuando tus semillas estén germinando bajo tierra, puedes echar una lámina de plástico de jardín para mantenerlas calientes.

La zona de cultivo debe prepararse de manera que se atienda a las particularidades del cultivo del maíz. Debe ser soleada y con un patrón que permita la polinización por el viento.

Como el maíz es polinizado por el viento, debe ser plantado en grandes parcelas. Si está plantando diferentes variedades de maíz, use rejillas más grandes y sepárelas para que no ocurra polinización cruzada.

Identifique la mejor zona posible en su jardín que atraiga suficientemente la luz del sol y no corra el riesgo de perder la humedad hacia otras plantas de su entorno. Puedes extender los límites alrededor de un área de cuatro pies por cuatro pies.

Lo siguiente que hay que hacer es nutrir el suelo con fertilizantes y abono natural como hojas y materias orgánicas. El compost proporciona al suelo nutrientes y ayuda a retener la humedad. Despeja el suelo de cualquier otra planta o maleza arrancándola completamente.

Las malas hierbas pueden absorber el agua de las semillas de maíz, causando que se deshidraten y pierdan nutrientes. Mantienen un pH neutro de 5,8-6,8 y riegan generosamente después de la plantación. Cuanto más fuerte y rico sea su suelo, mayor y sabroso será el rendimiento. Este proceso también beneficia al jardín como una rutina general de cuidado del césped.

Sembrando las semillas

Antes de plantar las semillas, es una gran idea remojarlas durante la noche en agua tibia. Esto acelera el proceso de germinación permitiendo que las semillas absorban agua antes de ser enterradas en el suelo.

Planta las semillas en línea recta creando cuatro filas, y cada semilla a unas 12 pulgadas de distancia entre sí. Coloca las semillas a 1 ½ pulgadas de profundidad en el suelo y cúbrelas con tierra. Riega las semillas justo después de plantarlas hasta que la tierra parezca rica y oscura.

Cuidar los cultivos

Mantener un rico suministro de agua a las plantas y tomar medidas para retener la humedad en ellas tanto como sea posible. Mantener las semillas hidratadas en todo momento es vital para que crezcan, especialmente, considerando que los callos tienen raíces que son susceptibles a la sequía; por lo tanto, riégalas según sea necesario durante todo el proceso.

A las 6 semanas del proceso de germinación verás borlas creciendo. Durante este tiempo tendrás que asegurarte de que el espacio entre las semillas se mantenga mediante el adelgazamiento de las hojas que han crecido. En este punto, también debes fertilizar la tierra de nuevo.

Busca cualquier indicio de crecimiento dañado. Si sus plantas muestran un color amarillo claro en lugar de verde oscuro, entonces fertilice el suelo con una cantidad adecuada de fertilizantes.

Cosecha de los cultivos

Cuando llegue el momento de cosechar, tendrás en cuenta las siguientes señales:

Comprueba la madurez de las orejas

-Examinar la seda del maíz tres días después de que haya salido de las mazorcas; debe estar seca y de color marrón claro.

Perfora un grano de maíz con el dedo pelando un poco de la cáscara para comprobar su madurez. Si no está completamente maduro, cúbrelo con la cáscara de nuevo. Un grano maduro mostrará una textura blanca y cremosa cuando se lo reviente.

Las cáscaras del maíz deben estar bien dobladas, de color verde y de textura regordeta y firme, mientras que la seda del maíz debe ser de color marrón oscuro en lugar de amarillo.

Es crucial que cosechen sus maíces durante el período óptimo de cosecha, porque el azúcar se convierte en almidón rápidamente después de que el maíz esté completamente maduro. Además, el maíz dulce debe ser consumido dentro de los dos días de ser cosechado para obtener un rico y sabroso sabor.

Si quieres tener un suministro fresco de maíces por un período más largo, planta cada cuadrícula de semillas de maíz en intervalos de 2 semanas.

Hay una rica variedad de semillas de maíz de las que puedes elegir. Una vez que empieces a cultivar tu propio maíz, te entusiasmará probar tantos tipos de maíz como sea posible. Cada tipo de maíz tiene una preparación y un método de crecimiento diferentes. Por lo tanto, plántalos con cuidado para obtener una deliciosa cosecha.

Bio : Sarah ha amado la jardinería y la naturaleza desde la infancia. Le encanta leer sobre nuevas plantas y consejos de jardinería. Trabaja para “YourGreenPal”, que te ayuda a encontrar, programar y pagar rápidamente los servicios de cuidado del césped.

Gracias por leer, y por favor comparta este artículo si lo encuentra útil.

Deja un comentario